principal
   
 

 

 

Cuatro cosas que causan paz.

(de la Imitación de Cristo de Tomás de Kempis)

Procura, hijo, hacer antes la voluntad de otro que la tuya.

Escoge siempre tener menos que más.

Busca siempre el lugar más bajo, y está sujeto a todos.

Desea siempre, y ruega que se cumpla en ti enteramente la divina voluntad.

Así entrarás en los términos de la paz y descanso.

 Señor, este tu breve sermón mucha perfección contiene en sí. Corto es en palabras, pero lleno de sentido y de copioso fruto. Que si lo pudiese yo fielmente guardar, no había entrar en mí la turbación tan fácilmente. Porque cuantas veces me siento inquieto y agravado, hallo haberme apartado de esta doctrina. Mas Tú que todo lo puedes, y buscas siempre el provecho del alma, dame gracia más abundante para que pueda cumplir tu doctrina, y hacer lo que importa para mi salvación.

anecdotas y reflexiones