principal
   
 

 

 

PARA COMPRENDER EL UNIVERSO

     Nos hemos olvidado de Dios, no lo vemos en nuestro camino, donde contrariamente observamos muchas otras cosas: árboles, animales,

hombres y las obras que los hombres realizan con sus manos.

    Un ermitaño primitivo, Teófanes el Recluso, explica esto con la siguiente metáfora. El artista pinta un cuadro. Algunos miden sus

dimensiones; otros se preguntan cuántos colores habrá usado; un tercero pregunta el precio y cuánto tiempo habrá empleado el artista

para realizarlo... Pero todas estas curiosidades, si permanecen como tales, ofenden al maestro, que, en cambio, espera que alguno

comprenda lo que quería expresar en su obra.

   El cosmos es la grandiosa obra del Artista divino. Las ciencias naturales lo estudian, pero el Creador espera hombres espirituales

que lo comprendan. Las obras de Dios son contempladas plenamente solo por los hombres verdaderamente espirituales

anecdotas y reflexiones