principal
   
 

 

 

Por que esperar hasta el matrimonio


Angela Ellis-Jones, abogada británica de 35 años, no puede sentirse en desventaja ante lo que suele llamarse una mujer «liberada». Ha dirigido una asociación universitaria, ha intervenido muchas veces en programas de televisión y ha sido candidata al Parlamento. No es creyente. Pero cuando escribe en el «Daily Telegraph» (12-XII-1996) sobre castidad, dice lo siguiente: «Hoy día, la mayoría de las mujeres sostiene su derecho a la libertad sexual. Pero la única libertad sexual que yo he deseado es la de estar felizmente casada. Desde mi adolescencia sabía que había de guardarme para el matrimonio, y nunca he tenido la más mínima duda sobre mi decisión».


Es interesante ver el porqué de esa decisión de guardarse para algo: «La castidad antes del matrimonio es una cuestión de integridad. Para mí, el verdadero sentido del acto sexual consiste en ser el supremo don de amor que pueden darse mutuamente un hombre y una mujer. Cuanto más a la ligera entregue uno su propio cuerpo, tanto menos valor tendrá el sexo».


No le falta el sentido común al afirmar más adelante: «Quien de verdad ama a una persona, quiere casarse con ella. Cuando dos personas tienen relaciones sexuales fuera del matrimonio no se tratan una a otra con total respeto. Una relación física sin matrimonio es necesariamente provisional: induce a pensar que aún está por llegar alguien mejor».


anecdotas y reflexiones