principal
   
 

 

 

 textos marianos

 

LA VIRGEN MARÍA Y EL ACTUAL CULTO AL CUERPO

 

Los problemas que preocupan al mundo de nuestros días y las terribles divisiones que desgarran la humanidad impidiendo toda posibilidad de paz, encontrarían solución en Nuestra Señora, Bendita Madre del Redentor y Reconciliador universal de naciones, tribus, clases sociales y pueblos. 

El culto al cuerpo, la búsqueda de la fortaleza física por sí misma, la admiración -casi la adoración- de la belleza sensual, aunque vienen desde la antigüedad, se ha convertido  en nuestros días en una preocupación acuciante.

 Nuestra época está plagada de errores que proceden del culto al físico y amor al cuerpo: a nivel político como lo fue el nazismo y lo es la discriminación racial que no deja de ser un culto pagano a la raza; a nivel estético por el culto pagano de la belleza; a nivel científico o seudo científico por el ansia de tener salud y no perder la juventud a toda costa y el florecimiento de sectas o agrupaciones que buscan como primer objetivo el bienestar y la “calidad de vida”.

 En una época como esta la Iglesia nos presenta a María asunta al cielo en cuerpo y alma por toda la eternidad. Nos la ofrece como un recordatorio de lo que constituye la verdadera santificación del cuerpo y de en qué consiste la verdadera dignidad y belleza de la carne humana esposada con el espíritu, instrumento de Dios, medio para realizar las obras de Dios.