principal
   
 

 

 

 

libros y textos marianos

LA MADRE

 Quien desee comprender la naturaleza de un árbol debe examinar la tierra que encierra sus raíces, el suelo a partir del que su savia asciende hasta las ramas, florece y fructifica. Del mismo modo para entender la persona de Jesucristo es conveniente mirar el “suelo” que le dio a luz: María, su madre.

 Se nos dice que era de ascendencia real. Cada individuo es, en sí mismo, único. Los rasgos heredados o ambientales son relevantes sólo hasta cierto punto: no alcanzan a la esencia de su ser, allá donde está solo y desnudo ante sí mismo y ante Dios; donde desaparecen los porqué.”Ni judíos ni griegos, ni esclavos ni libres”.

 La respuesta de María al ángel fue propia de una reina. En aquel momento se enfrentaba a una situación de magnitud sin precedentes; a algo que exigía una confianza en Dios que se adentraba en la oscuridad del misterio mucho más allá de toda comprensión humana. Y ella dio su respuesta de forma sencilla, totalmente inconsciente de la grandeza de su acción.

 Desde ese instante hasta su muerte, el destino de María fue determinado por el de su hijo .Esto se evidencia de inmediato en el dolor que se interpuso entre ella y su prometido; en el viaje a Belén; en el parto en medio de pobreza y peligro; en la separación de la seguridad de su casa y la huida a tierra extranjera entre los rigores del  exilio hasta que se le permitió regresar a Nazaret.

 Romano Guardini