principal
   
 

 

 

 textos marianos

NUESTRA SEÑORA DEL PERPETUO SOCORRO

 

Imagen que llegó en 1499 a Roma, procedente de Creta, Grecia, donde ,por entonces era muy venerada, expuesta en un cuadro en la iglesia de San Mateo, donde se explica ampliamente cómo llegó hasta allí, en circunstancias misteriosas. Concluye señalando que la imagen de la gloriosísima Virgen fue colocada en la mencionada iglesia de San Mateo Apóstol, el día 27 de marzo de 1499, en el año VII del pontificado del santísimo en Cristo Padre y Señor nuestro Alejandro papa VI. El icono permaneció allí has­ta 1798 cuando, para salvarlo del saqueo napoleónico, fue trasladado a la capilla de los agustinos irlande­ses, donde permaneció en el olvido durante casi un siglo, reapareciendo en la década de 1860, en la que se alzaron diferentes voces denunciando su ostracismo. El 19 de enero de 1866, el viejo cuadro volvió a estar de cara al pueblo, en la iglesia de San Alfonso María de Ligorio, de los redentoristas, sede oficial del icono oriental mariano, después de haber sido debidamente restaurado. Se coronó solemnemente el 23 de junio de 1867, con lo que se inició el piadoso desarrollo de su advocación alcanzado en todo el mundo, gracias a los redentoristas, lo que le permitió recibir los más entrañables calificativos por su acción, como los de Virgen Misionera y Virgen de la Unidad. Su festividad se celebra el 27 de junio.

 

 

.

.