principal
   
 

 

 

libros y textos marianos

NUESTRA SEÑORA DE LA PRESENTACIÓN DEL QUINCHE (ECUADOR)

  Patrona de Ecuador  desde 1648, la que goza de mayor veneración en el país. Es una imagen tallada por Diego de Robles, al que los indígenas de Cumbayá le pidieron que hiciera una copia lo más exacta posible de la Virgen de Guápulo, de la que era autor, y que se veneraba desde 1586. A esto accedió el artista haciendo una copia completamente igual y en la misma madera de ce­dro, de 62 cm de alto, de rostro moreno, sobre una peana en la que pisa la media luna.  

Pero, como no le abonaran su trabajo, se la cambió por madera a otro pueblo indígena, los oyacachis, que también desea­ban una imagen de la Virgen. Y, después de cubrirla con una túnica de esparto, la colocaron en la grieta de una roca, despertando una fe extraordinaria, avalada, según la tradición, por muchos milagros. Entre ellos el de que abandonaba su grie­ta por la noche para ir a curar enfer­mos en los lugares más distantes, aunque al día siguiente volvía a su lugar.

Tiempo después, y por orden del obispo, molesto por la mezcla que hacían los indígenas de los ritos católicos con los usos paganos, fue trasladada la imagen al pueblo de Quinche. Los indígenas continuaron en su veneración a la Virgen, a cuyo fin siguieron peregrinando hasta la iglesia parroquial de Quinche, a partir de 1604, año en que se hizo el traslado desde la roca donde la veneraron los indios oyacachis al nuevo templo. 

 A éste sucederían otros, como el de 1630, que fue muy castigado por el terremoto de 1869. La primera piedra del actual templo, el tercero, se colocó en 1905, siendo considerado como su santuario nacional, que fue elevado a la catego­ría de basílica menor por el papa  Juan XXIII. Su imagen, que es la original, luce rico vestuario, coronada y con cetro, ambos de oro, así como el Niño, que está en actitud de bendecir con una mano, mien­tras sujeta el globo con la cruz en la otra, y sobre la que un sacerdote, con cierta exaltación, dijo en 1640 que «es esta Santa Imagen la más perfecta en hermosura y la más agradable a la vista de cuantas en muchas partes he visto. Y en particular me certifica un hombre harto curioso y que ha visto en cuantas partes distintas de España casi las más célebres que hay en toda ella, que ninguna la aventaja en hermo­sura y reverencia».

Fue coronada canónicamente el 20 de junio de 1943. Su fiesta se celebra el 21 de noviembre