principal
   
 

 

 

 textos marianos

INJUSTICIA arbitraria e INCOMPRENSIBLE

 

LORENZO DE BOTURINI BENADUCI  fue un  arqueólogo, de origen italiano, nacido en 1702 y fallecido en Madrid, el 29 de mayo de 1755, coleccionista de antigüedades mexica­nas y, en especial, de carácter guadalupano. Tenía en su poder el testamento de San  Juan Diego, hallado en un convento franciscano donde había permanecido mucho tiempo, al que cita en su libro «Margarita Guadalupana». El 18 de julio de 1738 inició las gestiones para que fuera coronada la Virgen de  Guadalupe, lo que hizo mediante suscripción pública ignorando a las autoridades civiles, por cuya causa, y en tiempos del virrey Pedro Cebrián y Agustín, conde de Fuenclara, sufrió prisión el 4 de febrero de 1743. En la cárcel permaneció durante ocho meses, por el delito de haberse anticipado a dicha coronación sin que hubiera sido autorizada por el rey de España, y de allí, deportado a la península Ibérica en 1744.

 Fue apresado por piratas ingleses y desembarcado en Gibraltar, desprovisto de todo, lo que le obligó a viajar a pie hasta Madrid, donde, absuelto de todas las acusaciones por el Consejo de indias, el rey Felipe V decidió nombrarle Historiógrafo o Cronista de Indias y le permitió regresar a la Nueva España. Sin embargo, él decidió quedarse en la península Ibérica, aunque poco antes de morir deseó retornar, pero ya no le fue posible, y murió sin que le fuese devuelto su impresionante archivo guadalupano, que le fue retirado al ser detenido en México.