principal
   
 

 

 

 textos marianos

NUESTRA SEÑORA

 Yo no pienso que usamos las palabras "Nuestra Señora" del mismo modo en que decimos "Nuestro Señor". Al llamar Nuestro Señor a Jesucristo, queremos expresar que es nuestro dueño, porque ese título procede de una época en la que se pensaba que un "señor" era una persona propietaria de esclavos. Pero el título de "Nuestra Señora", no procede de una época tan antigua. Puede que me equivoque, pero creo que se puede leer todo el Misal y el Breviario, sin encontrar ninguna referencia a la Santísima Virgen como Nuestra Señora. Me parece que ese título nos ha llegado de la Edad Media, del tiempo de los trovadores: en aquélla época, cuando se hablaba de "mi Señora" se hacía referencia a la mujer amada. En los comienzos de la Iglesia se hablaba de la Santísima Virgen como Madre de Dios, porque había herejes que no la reconocían como tal. En la Edad Media se pensaba en Ella como Nuestra Señora, porque se estaba refinando la noción del amor, convirtiéndose en algo más puro y noble que antes. Después de la Reforma, cuando los reyes y reinas se hicieron mucho más importantes, se pensó en la Santísima Virgen como Reina del Cielo; y hoy en día, cuando la vida familiar es tan importante y la gente presta más atención a los hijos, estamos más inclinados a pensar en Ella como Madre del Niño Jesús.

No querría que encontrases aburridas estas cosas, así es que vamos a continuar explicando el Credo. La frase: "Concebido por obra y gracia del Espíritu Santo y nacido de Santa María Virgen", nos sitúa ante Nuestra Señora, no bajo un título complicado, sino en términos reales. Nuestro Señor nació, es decir, que Nuestra Señora fue realmente su Madre y el Cuerpo de Jesús fue realmente formado del cuerpo de la Virgen, igual que el cuerpo de cualquier ser humano es realmente formado del cuerpo de su madre. Ese cuerpo no fue un fantasma, ni una creación especial; creció antes y después del nacimiento, igual que crecen todos los cuerpos humanos. Así que hacemos bien al pensar en Nuestra Señora como la patrona de toda maternidad. Pero, a la vez, Nuestra Señora es la Virgen y la patrona de toda virginidad.

   R.Knox